Inicio / Nacionales / Destruyen dos desarrollos el sur de la bahía
anunciate-aqui

Destruyen dos desarrollos el sur de la bahía

Esta imagen muestra una parte del daño provocado por Garza Blanca Sur a la selva.

Humberto Burgoa Marquez
Puerto Vallarta

Dos desarrollos de infraestructura atraen la mirada de ecologistas y ciudadanos de Puerto Vallarta y Cabo Corrientes, pero no por interés sino por levantar alarma, ante la devastación que están realizando sobre la flora y fauna selvática de la montaña en el sur, que hasta esta década había quedado prácticamente intacta en la región.

El primer desarrollo que se encuentra deforestando notablemente la selva, es Garza Blanca Sur, de Tafer Resorts, al levantar este complejo hotelero junto al mismo homónimo y hotel Mousai. La tala de árboles se ha dado de forma desmesurada, y es notorio ya la falta de toda una sección de selva y montaña tras el impacto de las obras.

Los cuestionamientos hacia el desarrollo Garza Blanca Sur se han disparado debido al impacto evidente que ha tenido sobre el paisaje de la naturaleza. La playa del mismo nombre que en ese lugar se ubica, también ha sido alterada, al haberse movido las piedras y talado los árboles de selva. En sus arenas yacían un par de letreros que advertían la presencia de vida marina y terrestre protegida por la Norma Oficial mexicana.

Otro punto en el que se ha denunciado públicamente la destrucción del ecosistema es en Los Horcones, jurisdicción de los ejidos Los Veranos y Las Juntas, en el municipio de Cabo Corrientes. Ahí, la empresa Hidroeléctrica de Occidente desarrolla una presa, planeando utilizar el agua fines privados.

De acuerdo al grupo Comité Ejidal de Boca de Tomatlán contra la Presa del Río Los Horcones, hasta el momento la empresa ha talado 3 hectárea de selva y el desarrollo de este proyecto pondría en peligro a especies como el jaguar y la nutria marina. Además, de llevarse acabo, la mitad del año el río no tendría agua a partir del punto en donde se sitúa la presa, dejando seco a Boca de Tomatlán.

Diversos colectivos y voces ciudadanas, así como desplegados en la opinión pública, han exhortado a detener ambos proyectos y someterlos al escrutinio de las autoridades, pero sobre todo a verificar el impacto ambiental que tendrían realmente y de ser necesario, cancelarlos.

Una imagen del daño ocasionado en Los Horcones, al río y la selva.

Acerca de Redacción JSP